Animales

ESPECIAL PERROS CON SOSPECHA DE DISPLASIA DE CADERA

Pin
Send
Share
Send
Send


La displasia coxofemoral más conocida como la displasia de cadera, ¡es una enfermedad ósea que afecta a muchos perros! Se puede desarrollar o bien hasta los 5-6 meses de edad, o bien en la etapa adulta, y es normalmente hereditaria

Una de las cosas básicas que necesitas saber es que es una enfermedad degenerativa, que en estadios avanzados, ¡puede llegar a incapacitar a tu mascota!

Si tienes un perro de raza grande o gigante, este será especialmente vulnerable, por lo que para evitar esta dolencia ¡intenta que tenga la dosis adecuada de calcio y minerales! Son básicos para su rápido crecimiento.

Aparte de un déficit de calcio y minerales, hay otros factores que potencian la displasia de cadera canina, como:

  • Excesivo ejercicio físico
  • Sobrepeso
  • Alteraciones hormonales

Sin olvidarnos tampoco de otras causas como:

  • Genética o enfermedad hereditaria
  • Causas aleatorias

¿Crees que tu perro puede tener displasia de cadera? En Wakyma te lo contamos todo sobre los síntomas y el tratamiento que puedes seguir para tratar la displasia de cadera de tu can.

Displasia de cadera en los perros

La displasia de cadera en los perros, consiste en una malformación en la articulación coxofemoral (es decir, la articulación que une el fémur, con el hueso de la pelvis).

Esta enfermedad se produce cuando durante el desarrollo de nuestro cachorro, la cadera no crece de la forma adecuada, desplazándose hacia los laterales, impidiendo que se mueva correctamente. Otro aspecto a tener en cuenta es que esta dolencia, ¡se agrava con el tiempo!

Una de las consecuencias directas de esta enfermedad, es que nuestra mascota, sentirá dolor e incluso cojera, limitando sus actividades diarias.

Razas de perros propensas a sufrir displasia de cadera

Aunque la displasia de cadera, puede darse en todo tipo de perros, suele desarrollarse en razas de tamaño grande o gigante. Es por ello que en estos casos es especialmente recomendable atender las necesidades de nuestra mascota en cada una de sus etapas (cachorro, adulto, senior).

¿Los padres de tu perro han tenido displasia de cadera? ¡Tranquilo! Y es que muchos perros, aunque llevan el gen no obstante la enfermedad nunca se desarrolla. Recuerda estar pendiente de tu mascota y ofrecerle la nutrición que este necesita.
Las razas más propensas a desarrollar displasia de cadera son:

Causas de la displasia de cadera en perros

No te vamos a engañar, ¡la displasia de cadera, es una enfermedad compleja! Puede tener su causa tanto en factores genéticos como ambientales o hereditarios.

¡Ojo! Aunque es una enfermedad hereditaria, ¡no es congénita! La displasia de cadera, se desarrolla a medida que el perro crece, ¡no es una enfermedad de nacimiento!

Factores que pueden potenciar la aparición de displasia de cadera en nuestro perro

  • Predisposición genética: aunque aún no se han >(Foto via: misanimales)

Cuando la displasia de cadera está comenzando a desarrollarse, ¡sus síntomas son menos evidentes! No obstante según sus caderas se vayan deteriorando, los síntomas serán más acusados.
¿Cuáles son las señales de alarma?

  • Inactividad
  • Rechazo a jugar
  • Rechazo a subir escaleras
  • Rechazo a correr y saltar
  • Cojera
  • Dificultad para mover las patas posteriores
  • Movimientos de “salto de conejo”
  • Balanceos
  • Rigidez en la cadera
  • Rigidez en las patas traseras
  • Dolor de cadera
  • Dolor de pelvis
  • Atrofia
  • Chasquidos audibles
  • Dificultad para levantarse
  • Aumento de los músculos de los hombros
  • Espalda curva

¿Tu perro muestra uno o varios de estos síntomas? ¡No dudes en acudir a tu veterinario de confianza! Realizará ecografías, y podrá certificarte si tu mascota realmente tiene esta dolencia.

¿Cómo diagnostica un veterinario la displasia de cadera?

Como comentábamos antes, visitar al veterinario ¡es esencial! Durante el diagnóstico, tu veterinario, palpará, y moverá la cadera y pelvis de tu mascota. Aparte de esto, también solicitará: una radiografía de la zona, análisis de sangre y orina.

Con los resultados de todo lo anterior, te ofrecerá el diagnostico, de displasia de cadera, o la dolencia que tu mascota esté sufriendo.

¡Ojo! Ten en cuenda que el dolor de tu mascota, y la dificultad para moverse, va a depender del grado de inflamación que tenga en la articulación, no tanto del grado de displasia en sí mismo.

Tratamiento de la displasia de cadera canina

La displasia no tiene cura, no obstante si hay tratamientos para aliviar el dolor de tu mascota, y mejorar su calidad de vida. ¿Qué tipo de tratamientos son estos? Pueden ser no quirúrgicos, o quirúrgicos, dependiendo de la edad, tamaño, estado y salud general de tu perro. ¡No dudes en consultar la opinión de tu veterinario de confianza!

  • El tratamiento no quirúrgico, se suele aconsejar en casos de displasias leves, o casos donde no se puede operar. Suele ser un tratamiento con antiinflamatorios, condroprotectores (o protectores del cartílago) y analgésicos. Se complementa con la restricción de ciertos ejercicios, control del peso de tu mascota, y dieta. ¡Ojo! Este tipo de tratamientos, ¡no elimina la displasia! Solo detiene su desarrollo, mejorando la calidad de vida de nuestra mascota.
  • El tratamiento quirúrgico, suele recomendarse cuando el tratamiento no invasivo no da resultados, o en casos con la articulación muy deteriorada. Una de las ventajas, es que no se tendría que mantener un tratamiento de por vida para tu perro. No obstante es una cirugía con cierto riesgo, y algunos perros continúan con dolor después de la intervención.

Recuerda siempre preguntar a tu veterinario de confianza por el mejor tratamiento para el caso de tu mascota, ¡el será quien mejor puede asesorarte al respecto!

¿Qué ocurre si NO trato la displasia de cadera canina?

Si no tratas la displasia de cadera de tu perro, este sufrirá dolores constantemente. La mejor opción, es que visites a tu veterinario de confianza, para ofrecerle el tratamiento más adaptado a su caso. Con el tratamiento adecuado, tu mascota tendrá una vida feliz y saludable.

SERVICIO ESPECIAL CIRUGÍA DE DISPLASIA DE CADERA DEL HOSPITAL VETERINARIO LA SALLE.

Especialista: DR. CARLOS HUELVA

Cachorros entre 3 y 4 meses JPS Sinfiodesis Púbica Juvenil.

Cachorros entre 6 y 10 meses: TPO Triple Osteotomía Pélvica.

Perros Adultos: Implantes de Prótesis de Cadera no Cementadas de Zurich.

1)¿QUE ES LA DISPLASIA DE CADERA?

La DISPLASIA DE CADERA es una enfermedad hereditaria, crónica y progresiva, cuyo resultado

final es la deformación de la articulación y la aparición de signos de osteoartrosis (imagen 1).

“DISPLASIA” significa “malformación durante eldesarrollo” . Es decir, la cadera de estos animales se desarrollará de forma anómala durante el crecimiento.

Es importante que sepamos que en el momento del nacimiento la cadera todavía está sin

formarse, por lo que todavía no puede hablarse de un perro displásico. Lo que si heredan son los genes responsables de este desarrollo anómalo. En resumen, se trata de una enfermedad hereditaria pero no congénita.

De cómo manejemos a estos animales en sus primeros meses de vida dependerá muchas veces la evolución de la enfermedad.

3)¿COMO PUEDO DETECTAR PRECOZMENTE, SI MI PERRO TIENE DISPLASIA DE CADERA?

La detección precoz y los tratamientos preventivos nos permitirán manejar la patología de la manera más óptima posible, pudiendo elegir de esta manera la mejor actuación para cada situación.

Muchas veces la enfermedad cursa con dolor, claudicación y cojera patentes, pero en otras ocasiones lo único quenotamos es que nuestro cachorro tiene algo menos activo de lo normal, y es poco juguetón. También podemosapreciar que le cuesta subirse al coche, o subir y bajar escaleras, etc.

En cuanto al diagnóstico clínico, afortunadamente cada vez disponemos de más medios para poder detectarla a edades más tempranas.

De hecho, ya se han localizado en los labradores 7 marcadores en los genes, lo que nos permite con un simple análisis de sangre calcular una probabilidad de que el perro va a desarrollar la enfermedad con un 95% de fiabilidad.

Este análisis puede realizarse a cualquier edad, incluso en recién nacidos. Las mismas pruebas se están desarrollando actualmente también en Pastor Alemán y Golden Retriever.

En nuestro Centro disponemos de la últimas técnicas para el diagnóstico como la Radiología y la Artroscopia. Además, tenemos a nuestra disposición centros de diagnóstico con Resonancia magnética y TAC para los casos más excepcionales.

Hemos desarrollado protocolos que nos permiten diagnosticar la enfermedad cada vez más precozmente

Si nuestro perro entra dentro de las razas predispuestas (Labrador, Golden Retriever, Pastor Alemán, Bóxer, Mastín, San Bernardo, Rottweiller, etc.), debemos someterlos a estudios en edades muy tempranas, para intentar aplicar terapias preventivas lo antes posible.

4)¿EN QUE CONSISTEN ESTOS ESTUDIOS?

Con este método, desarrollado en la Universidad de Pennsylvania, calculamos la probabilidad de que el cachorro vaya a desarrollar osteoartrosis en la madurez.

Calculando el índice de distracción (ID), es decir, el grado de laxitud de la articulación, podremos predecir con bastante fiabilidad si nuestro paciente va a desarrollar displasia de cadera.

Debe hacerse entre las 12 y las 14 semanas de vida, máximo hasta las 16, por lo que constituye el método radiológico más precoz para el diagnóstico de la enfermedad. No obstante, también puede incluirse en los estudios de perros con más edad ya diagnosticados para hacernos una idea del grado de laxitud de las caderas.

El número obtenido estará entre 0 y 1. Dependiendo de la raza, cuánto más cerca de 1, más probabilidad de ser displásico. A partir de 0,3 ya se considera positivo.

5) ¿SI DETECTAN QUE MI PERRO TIENE DISPLASIA, TIENE SOLUCIÓN?

Es la pregunta más frecuente que nos hacemos cuando nos dicen que nuestro perro tiene displasia. Afortunadamente se han desarrollado en los últimos años suficientes técnicas como para poder dar solución casi al 100% de los casos de displasia de cadera.

Ha pasado de ser una enfermedad con pronóstico grave a tener pronóstico favorable. La finalidad es conseguir darle al perro una buena calidad de vida sin dolor, situación que seconsigue en la mayoría de los casos. Para ello es fundamental en cada caso elegir y aplicar la técnica más adecuada.

6)¿CUÁL ES LA MEJOR SOLUCIÓN PARA MI PERRO?

Todo dependerá de la raza, LA EDADy el tamaño del perro, dependerá también del tipo y el grado de displasia, así como de los síntomas que presente el animal. Los tratamientos conservadores se emplearán en los perros asintomáticos, mientras que los tratamientos quirúrgicos se reservarán para aquellos animales que presenten dolor, o animales muy jóvenes con alto grado de displasia, porque pasados cierta edad, ya no se les podrá realizar la técnica quirúrgica indicada.

7) ¿EN QUE CONSISTE EL TRATAMIENTO CONSERVADOR?

No debemos olvidar que muchos de los perros displásicos son asintomáticos. Podemos conseguir que esta situación se mantenga con control de peso, ejercicio moderado y suplementos de condroprotectores.(En ciertos casos es muy Beneficiosa la REHABILITACIÓN Y FISIOTERÁPIA).

Debemos evitar el exceso de ejercicio y de calcio en la dieta de estos animales durante el crecimiento. Un perro potencialmente displásico puede convertirse en displásico sólo por no cumplir alguna de estas líneas de manejo.

8)¿EN CASO DE QUE MI PERRO, NECESITE UN TRATAMIENTO QUIRÚRGICO, CUANDO DEBO REALIZARLA Y EN QUE CONSISTE?

Sólo deben someterse a cirugía aquellos perros en los que han fallado las terapias preventivas y, llegados a cierta edad, siguen presentando dolor, inactividad, intolerancia al ejercicio y cojera evidente, o EN CASO DE ANIMALES MUY JOVENES CON UN ALTO GRADO DE DISPLASIA, porque pasados cierta edad, ya no se les podrá realizar la técnica quirúrgica indicada.

Los parámetros claves que nos van a marcar el tipo de técnica quirúrgica, es el grado de Displasia y sobre todo la EDAD DEL CACHORRO, porque a partir de cierta edad , en que haya completado el crecimiento óseo, ciertas técnicas quirúrgicas no se podrán realizar.

1.-SINFISIODESIS PÚBICA JUVENIL (JPS) ( Solo en cachorros de 3 o 4 meses de edad).

En los cachorros menores de 16 semanas con índice de distracción elevado, podremos realizar una intervención sencilla para modificar el crecimiento de la cadera y conseguir una estabilidad óptima cuando se completa el crecimiento.

Cauterizando la línea de crecimiento de la sínfisis pubiana, conseguiremos que la pelvis se vaya“cerrando”a medida que va creciendo, aumentando así la cobertura de las cabezas femorales. Esta intervención está encaminada a evitar cirugías futuras más agresivas.

2.-TRIPLE OSTEOTOMÍA PÉLVICA (TPO) ( Solo en cachorros enter los 6 y los 10 meses de edad).

Modificaremos la anatomía del fémur o de la pelvis para intentar darestabilidad a las articulaciones.

Estas correcciones serán posibles hasta los 10 meses de edad, cuando el hueso todavía no ha perdido la capacidad de remodelación. Más allá de esta edad, los resultados estarán menos garantizados.

Mediante esta técnica conservaremos la articulación “original” del perro, controlando en la mayoría de los casos la aparición de artrosis.

9)¿ES MUY COMPLICADO EL POSTOPERATORIO?

En cualquiera de las Resoluciones Quirúrgicas, el Postoperatorio controlado es muy importante

Debemos tener cuidado y evitar accidentes que pongan en riesgo la buena evolución de la cirugía. Consistirá en evitar que el perro corra, salte y juegue. Sacaremos a pasear a nuestra mascota con correa, y los paseos serán todo lo largos que nos indique el cirujano. Esta situación se prolongará hasta que el animal pueda ser dado de alta definitivamente.

Los postoperatorios en estas intervenciones suelen durar unas 8-12 semanas.

UN MAL POSTOPERATORIO PODRÁ SER RESPONSABLE DE UN FRACASO QUIRURGICO. EN CASO DE TENER QUE REINTERVENIR LA GARANTIA DE ÉXITO SERA MUCHO MENOR.

¿Qué es la displasia de cadera?

Cuando caminamos, el hueso de la pierna y el de la cadera encajan entre sí y coinciden, como si de un puzzle se trata. Sin embargo, cuando hay una displasia lo que ocurre es que la cabeza del fémur no encaja bien con la cavidad cotiloidea, que es el hueco de la cadera. Así, el can enseguida tendrás problemas para caminar bien, y su ánimo disminuirá a medida que pase el tiempo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Problemas para caminar correctamente sobre sus 4 patas.
  • Pasa mucho tiempo descansando.
  • Pierde interés por cosas que antes le encantaban, como el juego o los paseos.
  • Cuando está de pie, las patas traseras las mantiene muy juntas.
  • Se levanta, se acuesta y camina de manera lenta.

Cualquiera de estos síntomas puede aparecer pronto, entre los 3 y los 7 primeros meses de vida del cachorro. Aunque hay que estar siempre alerta ya que podrían aparecer más tarde, con 7 años o más.

Tratamiento para la displasia de cadera

Si sospechas que tu perro tiene displasia de cadera es importante que lo lleves al veterinario lo antes posible para que le pongan el tratamiento más adecuado para su caso, el cual puede consistir en administrarlas antiinflamatorios, ponerle algún corrector ortopédico o incluso te puede recomendar utilizar una silla de ruedas para perros con la cual podrá caminar sin tener que sobrecargar su cadera afectada.

Así, podrá llevar una vida larga y feliz 🙂 .

Video: Qué es la displasia de cadera? (Abril 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send