Animales

10 consejos básicos para cuidar de tu perro

Pin
Send
Share
Send
Send


Tener a un perro implica una gran responsabilidad. Aunque los consejos para cuidar a tu mascota son sencillos, se debe saber que serán para el resto de su vida, por lo tanto, cuidar a tu perro, o a ese perro que pretendes adoptar, no es tarea fácil.

Además de facilitarle las cosas básicas como son la comida, el agua, el veterinario o hacer ejercicio, hay otros consejos que son importantes para que tu mascota esté feliz y con una salud de hierro.

- Acaricia a tu perro. Un trato amoroso es muy aconsejable para la salud de tu mascota. Tómate algún momento del día para compartir con tu perro y consigue un tiempo de calidad. Aprovecha para acariciarlo, abrazarlo o darle un masaje relajante en patas y muslos.

- Hazle hacer ejercicio. Emplea unos minutos de tu día para jugar con él, ya sea lanzando una pelota o darle un largo paseo por el parque.

- Educa a tu perro. En la educación de la mascota se debe incluir: horarios de comidas, de salidas, espacios donde puede dormir, elementos con los que puede jugar, el lugar donde hacer sus necesidades, etc. Que aprenda todas estas cosas garantiza una buena adaptación del perro al hogar.

- Premia su buen comportamiento. Cuanto tu perro haga algo que le pediste o responda a cierto tipo de entrenamiento, felicítalo y premialo ya sea con golosinas, caricias o juguetes.

- Visitas al veterinario. Dentro de los cuidados que necesita un animal son importantes las visitas regulares al veterinario donde le pongan las vacunas y el chip obligatorio.

- Alimentación. Es importante que los perros sigan una buena alimentación. Hablar con el veterinario nos ayudará a saber los nutrientes necesarios para nuestra mascota según su raza, condición física y peso.

- Higiene del animal. Es importante mantener la higiene de la mascota al día: orejas, boca y pelo.

Dentro de los cuidados que necesita un animal son importantes las visitas regulares al veterinario.

Consejos básicos para cuidar de tu perro

Tener un perro, ¡no solo es proporcionarle agua y pienso! Nuestra mascota necesita mucho más que un hogar, atención veterinaria y ejercicio.

En Wakyma, te contamos los aspectos básicos a la hora de cuidar de tu perro:

Identifica a tu mascota

Si compartes tu vida con una mascota, hay dos tipos de identificación que puedes tener:

  • Chapa de Identificación: ponle un collar o un arnés con una placa de identificación con su nombre, dirección y número de contacto. Aunque seas muy cuidadoso, ¡tu perro podría escaparse! Con un collar de identificación cualquier persona podría localizarte para devolvértelo. Recuerda también que el collar no debe de estar muy ajustado, ¡deben entrar dos dedos y deslizarse fácilmente!
  • Microchip de identificación: ¡Es fundamental! ¿Se lo puedes poner tú en casa? ¡No! El microchip se lo pondrá el veterinario. Hay muchísimos casos de perros que se han podido volver a su hogar, gracias a la identificación del microchip.

Cumple la ley local que rige sobre tu mascota

Tener la cartilla de vacunación de tu perro al día es fundamental. Si tu perro pertenece a una raza especial (como las razas potencialmente peligrosas), es posible que también debas informarte sobre las licencias necesarias para poder tener a tu amigo perruno.

(Foto via: 1zoom)

¡Mantén aseado a tu perro!

Dependiendo de la raza, es posible que tu perro necesite un cuidado más exigente, ¡recuerda! Hay peluqueros caninos que se pueden encargar de ello si lo necesitas. O si eres un manitas, puedes probar a hacer tu propia sesión de peluquería canina en casa.

Cuida del pelaje de tu can, cepillándolo a menudo, además de esta forma el pelaje de tu perro brillará más ¿tienes dudas sobre cómo cuidar de pelo? No dudes en preguntar al veterinario sobre los cuidados específicos de su raza.

Recuerda llevar a tu perro al veterinario

¿Nunca te acuerdas de cuándo debes llevar a tu mascota al veterinario? ¡Descárgate la app de Wakyma! Todos los avisos y el cuidado de tu mascota, ¡en tu propia mano!
Recuerda que tu perro, ¡necesita revisiones periódicas! Es la mejor forma de detectar posibles problemas de salud ¡Cuánto antes! Un veterinario profesional es quien siempre debe diagnosticar a nuestra mascota, y ofrecer el mejor tratamiento según lo que necesite.

Pasea a tu perro, ¡con correa!

Aunque tengas todas sus vacunas en regla y licencias (en caso de ser una raza que necesita licencias especiales), ¡no permitas que tu perro vague solo por el vecindario!

(Foto via: groupon)

¡Recuerda! Tú eres la persona responsable de lo que pueda ocurrirle.

Ofrece a tu perro el pienso que necesita

Si tienes dudas lo mejor es que preguntes a tu veterinario sobre el pienso, cantidad y frecuencia que tu mascota necesita, ya que puede variar en función del peso, edad y raza que tenga tu perro. Si no sabes cómo elegir el pienso de tu perro, ¡no te pierdas nuestros consejos!

¡No te olvides de la dentadura de tu amigo perruno! Y es que, sus dientes ¡también necesitan ser cepillados! Son básicos para que pueda comer bien. ¿No sabes cómo cuidar de los dientes de tu mascota? Descubre cómo limpiar los dientes a tu perro.

Socializa y educa a tu mascota

Socializar a tu perro desde que es un cachorro, ¡es muy importante! ¿Dónde puedo socializar a mi nuevo amigo perruno? ¡No dudes en ir al parque más cercano! Recuerda no cometer estos errores a la hora de sacara. tu perro al parque.

Con el refuerzo positivo, ¡puedes entrenar y adiestrar a tu mascota! Recuerda, ¡la violencia nunca es una opción! Si quieres cambiar algún comportamiento de tu perro, ¡prémiale cuando hace algo bien!

¡Ejercita a tu mascota!

Juega y da largos paseos junto a tu mascota, así… ¡mejorarás el vínculo que tienes con tu perro!

¿Cuánto tiempo debes jugar con tu perro? ¿Cuántas veces debo pasear a mi mascota? Esto dependerá de la raza, y de lo activo que sea.

(Foto via: consumer)

¡Ten paciencia con tu perro!

Los problemas de comportamiento, ¡se pueden resolver! Incluso hablando de casos extremos, un adiestrador canino puede reconducir la conducta más complicada.
Si muestra agresividad en momentos puntuales, por ejemplo, si le vas a tocar las orejas, ¡lleva a tu mascota al veterinario! Podría tratarse de una infección en los oídos.

Pin
Send
Share
Send
Send